Cómo se limpia el corcho

La pregunta más frecuente que recibimos es cómo limpiar nuestros manteles, posavasos o centros de mesa de corcho.

El corcho es un material que no estamos acostumbrados a ver en entornos como la mesa. Su material rugoso y poroso nos da la sensación de que será complicado o delicado de limpiar y que una vez caiga una mancha ¡se quedará para siempre! Nada más lejos de la realidad. El corcho, sin ningún acabado, se puede limpiar perfectamente en el mismo momento que se manche de comida o bebida, eso sí, recomendamos siempre hacerlo con el paño húmedo de la cocina y no con una servilleta de papel. En el caso de que sea demasiado tarde, el mismo material absorberá la mancha y con el tiempo se oscurecerá un poco más, como pasa en los tapones de corcho vino a los días de descorchar la botella.

Nosotras creemos que en la durabilidad de nuestros productos también se encuentra su calidad. Por lo tanto, nos aseguramos de darle un acabado con barniz al agua a toda nuestra línea de mesa. De esta manera el poro del corcho queda perfectamente cerrado y puedes usar nuestros manteles y posavasos de corcho sin miedo a que caiga un poco de salsa o vino y tengas que salir corriendo a limpiarlo.

Como visualmente todo se entiende mejor, hemos realizado estos mini vídeos para ti.

¡Si quieres saber más sobre el corcho entra aquí!


Mancha de vino en mantel de corcho barnizado


Mancha de mermelada en mantel de corcho barnizado
Mancha de ketchup en mantel de corcho barnizado
Etiquetado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *